-->

9 de febrero de 2007

Éxtasis



"Veía un ángel
cabe mí,
hacia el lado izquierdo, en forma corporal,
lo que no suelo ver sino por
maravilla. No era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan
encendido que parecía de los ángeles muy subidos,
que llaman querubines, que
los nombres no me los dicen, mas bien veo que en el Cielo hay tanta
diferencia de
unos ángeles a otros que no lo sabría decir. Vélale en las
manos un dardo de oro
largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de
fuego. Éste me parecía
meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba
a las entrañas; al sacarle,
me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda
abrasada en amor grande de
Dios. Era tan grande el dolor, que me hacía dar
aquellos quejidos, y tan grande
la suavidad, que no hay desear que se
quite".


Éxtasis místico del querubín atravesando el corazón con una lanza
Santa Teresa de Jesús -


¿Y si leyésemos este texto de este otro modo?

"Veía un joven ante mí, hacia el lado izquierdo,
allí presente, lo que no suelo ver sino por
maravilla.
No era alto, sino
pequeño, hermoso mucho, el rostro tan
encendido que parecía de los
púberes muy subidos, que llaman
ardientes, que los nombres no me los dicen,
mas bien veo que en el mundo
hay tanta diferencia de unos muchachos a
otros que no lo sabría
decir. Vélale en las manos una
verga de oro largo, y al fin del
miembro, de tal excitación me parecía estar
un poco al rojo vivo.
Éste me parecía meter profundamente algunas veces, y
que me llegaba a las entrañas; que
al sacarla, me parecía las llevaba
consigo, y me dejaba toda exaltada en un
apasionado éxtasis. Era tan grande el
placer, que me hacía dar aquellos gemidos,
y tan grande la suavidad, que no hay desear que se quite".

Éxtasis místico del querubín atravesando el corazón con una lanza (versión explícita)
– Santa Teresa de Jesús -





Adentrados ya de manera patente en el siglo XXI, aún muchos declaran como veraces hechos que en su origen fueron narrados como parábolas. Las autoridades eclesiásticas con el paso del tiempo, y muy a su pesar, tienen a bien desmitificar sucesos bíblicos confirmando lo que una sociedad globalmente escéptica ya sospechaba: muchos acontecimientos extraordinarios que narra la Biblia no tienen que tomarse al pié de la letra. Alegorías que se adoptan para sinfonía de unos relatos con tintes didácticos y con expresión de unos sentimientos hacía lo divino. Y aunque aún se siguen aseverando ciertas, aquellas mitologías que revelan en castos aspectos mundanos que hoy día el clero aún rechaza; tienen la responsabilidad, quizás sea un acto de valentía, de reconocer dejando de lado ese cinismo tan incrustado de los que perviven en los extremos, que lo santo es también humano. La desfachatez de los estos que viven en dichos extremos es ambigua. No es posible determinar si ratificando sobradamente hechos indemostrables son realmente tan crédulos, o creen que la muchedumbre lo es.
Pero afortunadamente la fe es libre, debemos aceptarla sin objeciones o no perteneceremos al credo. Para los que acepten esta fe, enhorabuena, tendrás todo el derecho a indignarte en base a sus creencias a dedo alzado. Pero en virtud de la libertad de acoger o no los preceptos religiosos, respetar a aquel que desee ser y comportarse como un pagano de pleno derecho e interpretar la novela como mejor sepa, sin coacciones ni intimidaciones.

Crean ustedes lo que quiera creer, pero dejen a los demás quemarnos libremente en el infierno. Eso sí, se agradece que nos lo hayan advertido.

7 comentarios:

Ruben dijo...

Siempre he pensado que el adorno de las palabras complace al lector y al autor que quieran ... pero yo prefiero un lenguaje mas directo ... no sin adornos.

Por cierto ... salio un articulo en 20minutos "Branson ofrece 25 millones de dólares a quien desarrolle la mejor forma de eliminar dióxido carbónico de la atmósfera" ... jajaja ... sin permiso tuyo hice alla referencia a tu post de aqui ... lo veras en el aumento de las visitas.

susana dijo...

estaré loka, pero creo en el cielo y en el infierno...besitos, su

Norma dijo...

El cielo y el infierno existen, Su, pero están en la Tierra.

Hola Cuatropelos, excelente post!!!

Lo de Santa Teresa es realmente curioso... Te ha inspirado ver a Pz Vega en el cartel de la película??? Esa muchacha (mujer ya) es tan sensual, que inspira a cualquiera :)

Saludos!

susana dijo...

tb norma...tb , he vivido los terrenales...

KUTXI dijo...

La Iglesia Católica, como casi todas las religiones, tiene la dichosa costumbre de tratar de imponer sus creencias e interpretaciones como dogma.

Y en el caso de la poesía soy de la opinión de que de un poema hay, como mínimo, tantas versiones como lectores. Cada cual hace su interpretación y cada cual puede hacer hasta diferentes interpretaciones de lo mismo, y todas son perfectamente válidas; cada lector es a la vez autor, de alguna manera.

Dicho esto... sólo de pensar en que alguna vez se me ocurriera algo tan perfecto y redondo como "vivo sin vivir en mí/ y tan alta vida espero/ que muero porque no muero"... sólo de pensarlo me dan mareos.

Saludos.

cuatropelos dijo...

Lo que me molesta es el simple hecho de que la iglesia tiene la mania de retorcerlo todo, a veces tachan de sucio algo que en realidad no lo es, al menos no lo parece o no lo tomas con esa intención a primera vista -como lo de epi y blas-. Pero según sus intereses lo que sí podría ser "sucio" -el sexo no es sucio- lo trastocan a su conveniencia. Así solo me demuestran que son ellos los que tienen la mente sucia. Además del hecho de que si no estás con ellos, estas contra ellos, y eso tampoco debería ser así....¡Tolerancia a la libertad de ideas!

cuatropelos dijo...

Por cierto, estoy regular de tiempo. Perdonad si tardo en contestar los comentarios o no comentar en vuestros blogs. Me paso por ellos y los leo -rápido-, pero el tiempo no me da para poder comentar como me gustaría....:·D