-->

23 de agosto de 2006

Daños Colaterales

No cabe la menor duda que el hábito no hace al monje, pero hay que reconocer que ciertos “hábitos” si conforman un distintivo en ciertas personas, que nos convierten en ocasiones en lo que somos y como somos.

Y no nos queda más remedio que reconocer que el tabaquismo es una de las adicciones, legales, más perniciosas de las que tenemos acceso, no en vano la Organización Mundial de la Salud estima en 4,9 millones las personas que mueren en el mundo a causa del tabaco. Una parte de la lucha contra este mal es el uso de las famosas “esquelas” que aparecen en las cajetillas, Fumar puede matar, Fumar puede producir impotencia, …obviando los efectos secundarios que tiene en gente el abandono del vicio tabaquil de forma súbita.

Los productos de ayuda para dejar de fumar deberían llevar mensajes avisando a los que quieren dejarlo, que inconvenientes se van a encontrar en el proceso del abandono de este nocivo hábito.

Podríamos poner unos ejemplos, en los chicles de nicotina podría aparecer…


La ansiedad que produce la abstinencia al tabaco, nos empuja a comer como sustitutivo, la nicotina y la comida (y otras muchas cosas como es el sexo) inducen a la producción de dopamina en el cerebro, que es la sustancia natural relacionada con el placer en general, por lo el principal sucedáneo del cigarrillo suele ser el caramelo o el chocolate…no es aislado ni extraño el aumento de peso de las personas que dejan de fumar.

Los parches quizás deberían incluir…
Es bastante curioso, pero si teóricamente debería ser al contrario, se oye a los ex-fumadores, sobre todo al principio, quejarse de que hay que ver que desde que han dejado de fumar no se les quita el resfriado, incluso en verano, y protestar por la tos mañanera que antes no tenían o era en menor medida. ¿Las razones?, supongo que será la creencia de que al no fumar ya no nos vamos a constipar nunca y los esputos desaparecerán para siempre…y me parece que de resfríos y gripes no se libra nadie, fumadores o no fumadores.

En los carteles de las campañas antitabaco a lo mejor podrían poner...



Es recomendado que se abandonen otros “hábitos” que nos induzcan a fumar como el café y el alcohol, eso conduce a veladas con los amigos insoportables, sobre todo si alguno de ellos fuma. Los momentos cañas y tapas pierden sentido sin el cigarrillo entre pinchos, y en reuniones festivas o en bares, los extrovertidos y dicharacheros, en la primera etapa del abandono del vicio, se limitan a colocarse en un rincón con la mirada perdida en el espacio-tiempo esperando que acabe el martirio que se supone que es un rato agradable. No son tampoco extraños los comentarios del ex-fumador/a consolidado diciendo que al principio era como si fuera otra persona, que no se reconocía, incluso excluyéndose en el trabajo, con temor a relacionarse con los compañeros en momentos de asueto, porque ciertas situaciones incitaban a fumar.

A lo citado, podríamos añadir…Dejar de fumar cambia el carácter o Dejar de fumar afecta al rendimiento laboral en algunos empleos…y probablemente alguna que otra cosilla que se queda en el tintero.

Pero en resumidas cuentas, tarde o temprano hay que dejar de fumar, pero por lo menos que se avise de que nos deparará y en qué forma superar los cambios físicos y de personalidad que vamos a experimentar a corto y medio plazo por la inanición nicotinera.

Y sobre todo eso, no le hagan caso a esta entrada y dejemos el vicio, ah, y otra cosa lo más importante para dejar de fumar es querer hacerlo, porque sino mal lo llevamos, aunque no estaría de más incluir en todos los productos de ayuda algo como…

7 comentarios:

Ruben dijo...

Pense que habias cometido un error por omision ... pero el ultimo aviso me saco de la duda.

Todos los avisos estan bien ... pero le falta la temporalidad.

Fui fumador por 26 años y es cierto que muchas de esas cosas te pasan, pero la mayor parte de ellas las superas en dos o tres meses ... algunas un poco mas.

Ah ... y yo no engorde nada cuando deje de fumar ... es que soy un caso aparte !!!

Mond dijo...

Yo nunca he fumado, pero alguien muy cercano a mi ha fumado por más de 50 años. Ha intentado dejarlo, pero dicen que para las mujeres es más difícil (aunque conozco una que otra que sí lo ha dejado).

Supongo que sí ha de ser muy difícil, pero creo que las consequencias negativas son sólo a corto plazo.

Me gustó tu post. Es original y te hace pensar.

cuatropelos dijo...

La entrada en realidad no es para tomarsela en serio...porque si fuera en realidad las cosas tal y como se dice nadie dejaría de fumar...

Enhorabuena, sigue así, y ten cuidado porque en realidad el fumador nunca deja de serlo, simplemente no fuma, conozco ex-fumadores que trás veinte años sin fumar todavía piensan en el tabaco...por cierto, eres un tío con suerte por no engordar.

cuatropelos dijo...

Mond, si nunca has fumado ni se te ocurra probarlo, hay muchas personas que controlan y fuman de vez en cuando y por placer sin producirle una adicción, pero estos son casos aislados. Lo mejor es ni probarlo, ni siquiera por curiosidad, es un vicio muy dañino y absurdo.

Freshmaker dijo...

La verdad es que si es un vicio, demasiado socializado.

Yo solo fumo petas y siendo posible de Marihuana SIN tabaco, pero son los menos :( Y lo unico que me sigue reteniendo a la hora de fumar, son las razones que tan realistamente has dado y que me gusta pillarme un colocon al salir de currar :D

Pero espero qu eun dia mi mujer y yo le digamos adios al tabaquismo de marras :/

EL post, muy original :D

Tramontana dijo...

Para mí no fue difícil dejar de fumar. Fumé por más de 15 años aunque los últimos años dejé de fumar varias y pensaba que podía fumarme un cigarro de vez en cuando. Eso sí me fue imposible y finalmente decidí dejar de fumar totalmente. Lo raro es que no me acuerdo cuándo dejé de fumar y la mayor parte de los ex-fumadores lo recuerdan perfectamente. La dopamina puede ser sustituida también haciendo ejercició que produce endorfinas, claro que es más fácil ponerse a comer.

Mond: no creo que sea más difícil para mujeres, yo soy mujer.

cuatropelos dijo...

freshmaker, lo importante es querer hacerlo, mientras nos guste fumar es casi imposible, hay que aprovechar esos días que te das cuenta de que es un vicio tonto y que en realidad tampoco te aporta nada.

tramontana, es una suerte lo tuyo, y es cierto que casi ningún ex-fumador que consigue dejarlo puede después fumarse un cigarrillo esporádicamente en momentos puntuales, se vuelve a fumar igual que antes.

Saludos a todos.