-->

23 de enero de 2007

No pienso, luego no existo

En todos los ámbitos de nuestra vida, los que no estamos dotados de la capacidad de raciocinio, estamos condenados a la maldición que nos obliga a someternos a los errores de los pensantes. Estos regentes del buen criterio, conocedores incluso de su soberana incompetencia, obvian las evidencias y la razón e imponen sus conjeturas, en ocasiones desbarajustes, y, sin dudar ni un instante nos dan palmaditas condescendientes en la espalda para recordarnos que nuestra opinión no es necesaria; reprochándonos incluso el simple hecho de aventurarnos al intento de tomar nuestras propias decisiones.

A los gobiernos, no importa el color de sus ideologías, disfrutan atribuyéndose la potestad de establecer a la fuerza la doctrina de un pueblo, sin ni tan siquiera plantear la posibilidad de dar la oportunidad de ser cuestionados. Determinan nuestros designios, “que para eso hemos sido elegidos”, y achacan las objeciones a individuos aislados sin dar opción a otras suposiciones. Los medios de comunicación eligen las verdades más sensacionalistas y deforman su contexto. Para atraer la atención del público, las noticias son adolescentes tan maquilladas, que no se puede discernir la auténtica realidad. Crónicas en las que las guerras son simples altercados y en las un gamberro de los de siempre, se transforma en un peligroso delincuente. Manipulan nuestras conclusiones orientándonos a qué debemos pensar. Hasta en los aspectos más nimios de nuestra vida, siempre hay alguien que nos insta con sus determinaciones hacía donde debemos ir, como comportarnos o como ir vestidos.

Estamos rodeados de inteligentes pensadores de cuyos discernimientos dependemos los simples mundanos. Sin sus brillantes consejos en este mundo reinaría el desconcierto, hasta que se equivocan, entonces la culpa recae del lado de los pobres descarriados; pero eso ya es otra historia. Aunque, que más da lo que diga; que piensen los que tengan que pensar y a mí que me dejen tranquilo, que ese no es mi trabajo.

11 comentarios:

KUTXI dijo...

Magnífico post. Los informativos creo que deberían empezar siempre con la advertencia: "Este informativo está basado en hechos reales, pero cualquier parecido con la realidad es simple coincidencia".

Saludos.

susana dijo...

que paren este mundo...q yo me quiero, bajar hace rato...ahí va la canción que te dije hace tiempo, besos su

http://www.goear.com/listen.php?v=a13d30b

pWeak dijo...

Genial tu reflexión. De hecho, comparto ese pensamiento.
Pero, pensemos por un instante, que esa gente de la que hablas tampoco tuviera la culpa de las decisiones que toman. Imagina que toman esas decisiones basándose, por ejemplo, en informes, estadísticas o consejos que alguien, a su vez, ha desvirtuado, bien porque él ha querido o porque otros se lo han encargado así.
¿Y si esas decisiones se tomaran después de una serie de meteduras de pata de otros componentes de su alrededor?
O también puede ser (seguramente sea lo más común) que se tomen decisiones egoistas a conciencia para obtener un beneficio pero sin saber, por su incompetencia o su ignorancia, si realmente van a ser beneficiosas para ellos a largo plazo.
Lo que trato de explicar, es que esos individuos "pensantes" quizás no sean los culpables, sino que toda la sociedad los mueve a tomar decisiones que no son buenas para todo el mundo. Aunque vayan con buenas intenciones, los mecanismos de favoritismos, status sociales, carismas, contactos y, a fin último, poder, mueven a las personas "dirigentes" de este mundo, sin que ellos tampoco sean capaces de persarlas o elegirlas.
No tengo muy clara esta idea, pero puede ser que también el mundo se rija así.
Fdo: El presidente

Saltasetas dijo...

que gran razón tenéis tu y kutxi

Johnymepeino dijo...

Pues yo creo que si los ciudadanos de a pie no tragamos con esas trolas, no entiendo cómo un periodista puede dejarse engañar.
Mañana me presentan un informe (¿Otro?) de que no les queda más remedio que volverme a subir los precios para que el día de mañana los jovenes tengais pensión y mira, tampoco me lo creo.

La ceguera ideológica pervierte la razón. ¡Si al menos se autoengañaran por Amor!. (Jo, qué bonito) PERO NO: lo hacen por servir los intereses de su partido :S

cuatropelos dijo...

Hola a todos y perdón por el retraso...Por vuestros comentarios me doy cuenta de que en el fondo todos pensamos igual, pero no hacemos nada o mejor dicho nos conformamos con lo que nos quieran contar. Supongo, como dice pweak, que los que mandan a veces no son responsables directos de las meteduras de pata, sino, que intentan contarnos, desde su punto de vista, lo que queremos escuchar. Pero en muchas ocasiones lees el periódico o ves una rueda de prensa de algún ministr@ (no de ahora, sino siempre) y piensas:
- ¿Acaso me están tomando por gilipollas?...pero callamos. Como dice kutxi -"Este informativo está basado en hechos reales, pero cualquier parecido con la realidad es simple coincidencia"-. Y sí jonhymepeino, por culpa del partidismo a veces hay políticos que no están de acuerdo con sus partidos y no les queda más remedio que callar, como por ejemplo las manifestaciones del NO A LA GUERRA, muchos alcaldes del PP no estaban de acuerdo pero tampoco se oponían públicamente, supongo que debe ser dificiles esas situaciones, pero un poquito de valor los hubiera dignificado mucho, por lo menos a la ciudadanía.

Susana...muy bonita la canción, no la conocía X·D

Ruben dijo...

Ayer deje un comentario aqui y parece que mis amigos de blogger me jugaron una mala pasada ... bueno ... sniff ... se ha perdido el mundo un gran criterio ...jajaja

Freshmaker dijo...

Buen post.

Estoy con Pweak, puede que simplemente se dediquen a leer informes desvirtuados por el paso de mano a mano y esas cosas.
De todas maneras pienso que la verdad esta en la suma de las partes, con lo que mi opinion es tan valida como la de cualquiera. Le pese a quien le pese.

Anónimo dijo...

lajdñaiuñoeiaf

Norma dijo...

Y no os llama la atención que en muchos países, ni siquiera se intente disimular que los que están en el gobierno son marionetas descerebradas, al mando de ... ???????

Norma dijo...

¿He dicho en muchos?? Creo que me he quedado corta. Besos